Variedades de cerraduras

Hay un amplio abanico de posibilidades y de variedad a la hora de escoger cuál cerradura es la adecuada para instalar en vuestra casa, pero las personas no conocen esa variedad de cerraduras, lo que conlleva a tener dudas a la hora de cambiar la cerradura puesto que no sabéis cual vais a comprar, si lees este post del cerrajero Moratalaz, varias de vuestras dudas serán aclaradas.

Cerraduras de múltiples puntos

Esta cerradura va instalada en el marco de la puerta, su nombre radica en que esta cerradura tiene diferentes puntos de enganche, lo que quiere decir que, sus diversos puntos de enganche están distribuidos en el marco y van contra la puerta, esta cerradura presta mucha protección ya que el ladrón no puede acceder a la casa mediante el uso de palancas, esta cerradura la podéis instalar en todas las puertas, pero es altamente recomendable que la instales en una puerta blindada, así vuestra seguridad es mucho mayor.

Cerraduras de tubo o tubulares

Este tipo de cerradura es común que la uséis en el interior de vuestra casa, ya sean en habitaciones y los sanitarios, tienen un mecanismo que podéis trancar la puerta desde dentro con un botón que tiene esta cerradura, ya que son cerraduras que vienen con manijas a ambos lados, así nadie pude pasar desde el exterior, su seguridad es poca porque como bien dijimos anteriormente, son frecuentemente utilizadas en el interior de las casas, no es recomendable que la instaléis en la puerta principal.

Cerraduras de montar

Estas cerraduras vienen dentro de una especie de caja que os la colocáis en la parte exterior de la puerta, por lo que en la parte interior solo se ve el agujero donde se mete la llave nada más, por lo que gran parte de la cerradura va por fuera. Para aumentar la seguridad si en vuestro hogar tenéis esta cerradura, una buena idea es instalando otra de tipo multipunto, u otra cerradura adicional.

Cerraduras empotradas

Estas cerraduras, como su nombre lo indica van empotradas dentro de la puerta, por lo que lo único que vais a ver de sus mecanismos y estructura, es el agujero por donde se introducen las llaves, más nada. Es un tipo muy común de cerraduras, ya que las podéis ver en casi todas las casas, su efectividad no solo abarcan las puertas de madera, también sirven en puertas metálicas y han hecho su trabajo muy bien. Si queréis más seguridad, podéis comprar los modelos que vienen con anti bumping, o si no, también podéis combinar con otra cerradura para que tengáis seguridad reforzada, los maleantes la tendrán muy difícil antes de poder abrir vuestras cerraduras.

Cerraduras de tipo cilíndrico

Este también es un tipo de cerradura que se usa frecuentemente en las casas, su sistema de acción es simple, pero sólo se activa si la llave que introducís es la que es de esa cerradura, si es la llave correcta, en otras palabras. Esta llave acciona los mecanismos de apertura y cierre dentro del cilindro cuando se gira la llave, levantando los pistones de seguridad. A pesar de que su funcionamiento es sencillo, si compráis las que vienen con el sistema anti bumping, se convierten en cerraduras de seguridad moderadas, por lo que a los maleantes les será difícil abrir estas cerraduras.

Cerraduras digitales

Estas cerraduras las podéis ver con frecuencias en lugares como hoteles, pero cada día son más las casas particulares que ya poseen este tipo de cerraduras, estas cerraduras tienen varios tipos de sistemas de seguridad, olvidaos de las llaves puesto que no las necesitáis más. Un sistema de seguridad es el de las tarjetas, la cual la cerradura escanea la tarjeta y se abre, otras tienen un teclado para introducir un PIN o código y las más novedosas vienen con huellas dactilares, además, vienen con bloqueo automático, por lo que si detectan forzamiento, se bloquean automáticamente y no abren más hasta que el propietario sea el que las abra.

Cerraduras de Borjas

La principal característica es que las llaves de esta cerradura eran largas y tienen los dientes la final, lo que resulta un poco incómodo a la hora de cargar llaves como estas, a decir verdad, no se diferencian mucho de las cerraduras de montar o de las empotradas, pero tienen mecanismos más sofisticados, de allí viene la peculiaridad con el diseño de la llave, cabe decir que ya está quedando en desuso por los anteriores modelos de cerraduras antes vistos, que como clara ventaja, poseen llaves más cómodas o incluso no tienen, como las digitales.

Por demás está decir que es vuestra decisión si queréis comprar este tipo de cerradura por cuestiones de economía.

Los Cerrojos

Si ya tenéis una cerradura, pero queréis complementarla con un cerrojo y así ampliar la seguridad y protección de vuestro domicilio, un buen cerrojo es una excelente opción. Los cerrojos se instalan entre la puerta, el marco, la pared o el piso, ya que cuentan con una tranca que impide el acceso y bloquea la puerta, vienen también con cadenas de seguridad por si acaso la tranca falla, estos cerrojos son buenos si queréis complementar vuestros dispositivos de seguridad y protección.

Cerraduras invisibles

Estas cerraduras son las más novedosas que podréis encontrar actualmente, esta cerradura se instala completamente en el interior de vuestras puertas, por lo que los maleantes no tienen acceso a la misma, por lo que es casi imposible que la forcen. Podréis abrir estas cerraduras por control remoto, lo mismo hacéis si queréis cerrar o bloquear la cerradura, los códigos de seguridad se cambian cada vez que abrís o cerráis la puerta, por lo que es muy difícil que maleantes o hackers accedan a vuestros códigos.

Si combináis esta cerradura con otra de las anteriormente señaladas, tendréis una seguridad formidable, por lo que los criminales ni os pensarán en ver de cerca vuestra puerta.

Por último, os recomendamos que tengáis la opinión de un profesional de la cerrajería para que os guíe en la decisión que vais a tomar, puesto que, como se trata de vuestra seguridad, no la debéis tomar a la ligera, y estamos seguros de que vuestro cerrajero de confianza te guiará a la hora de comprar e instalar la cerradura que más os convengáis.